Se esta cargando el curso, por favor espere..

Aprende como hacer un organizador de tela


¡Hola! Hoy vamos a fabricar un organizador para almacenar cosas en el baño, la habitación de los niños o cualquier rincón que desees. Puedes utilizar una percha para colgarlo, lo cual es sencillo y práctico. También puedes colgarlo en un armario, agregando una barra o cilindro con un palo de madera y una cuerda.

Aquí tienes el esquema del organizador: dos piezas fundamentales de 42 x 46 centímetros para los bolsillos, tres piezas de 14 x 15 centímetros para las asas, dos bolsillos superiores de 12 x 56 centímetros y dos bolsillos inferiores de 15 x 54 centímetros.

Primero, cosemos los bolsillos. Unimos las dos piezas de tela, cosiendo alrededor y dejando un hueco para darle la vuelta. Repetimos este proceso para ambos bolsillos. Luego, preparamos las presillas utilizando las piezas de 15 x 14 centímetros. Las doblamos por la mitad y cosemos a lo largo, dejando un hueco en una de las extremidades para darle la vuelta. Las fijamos en el organizador con puntadas decorativas.

Ahora, damos la vuelta a los bolsillos por los huecos que dejamos. Procedemos a coser las presillas en la parte superior del organizador. ¡Y listo! Ya hemos preparado todas las piezas para comenzar a ensamblar nuestro organizador.

Aprende como hacer un organizador de tela

Vamos a proseguir de esta manera, todo está en orden. Doblas la otra parte también, y esta sección que no será visible, se quedará dentro. Por ahora, prescindimos de sutilezas con costuras escondidas o detalles complicados. Simplemente cosemos con una puntada mediana, yo recomendaría de dos y medio a 22, preferiblemente más fina en esta área.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:  APRENDE HACER BUSTIER DESCARGA GRATIS EL PATRÓN

Luego, esta parte se sitúa aquí de manera discreta, pero lo haremos de forma precisa, muy fina. Con esta pieza, llevaremos a cabo el mismo proceso: le damos la vuelta y la cosemos de manera muy fina. Ya está cosida y planchada, listas las dos piezas.

Ahora, posicionamos las líneas donde se colocarán los bolsillos. El bolsillo más ancho se sitúa abajo a dos centímetros, teniendo en cuenta que parte de él desaparecerá al meterlo hacia dentro. Marcamos la línea a dos centímetros con un rotulador, que se eliminará con la plancha.

El siguiente, el bolsillo más estrecho, se coloca a 20 centímetros desde el borde. Marcamos la línea a 20 centímetros desde el borde con el rotulador.

Los laterales se colocan a uno y medio desde el borde, para indicar desde dónde parten. Hacemos una línea central para el bolsillo más ancho, dividiéndolo en dos partes iguales.

Empezamos con el bolsillo más grande. Dado que mide 42, la mitad es 21. Marcamos desde el borde 21 y 14, ya que lo dividiremos en tres partes. Dibujamos las divisiones a 14 centímetros.

Corregimos las líneas para que sean simétricas. Cada línea central la desplazamos un centímetro a la derecha y otro a la izquierda para crear un fuelle.

Estas medidas pueden parecer complicadas, pero no te preocupes, pronto comenzaremos a coser.»

Leave a Reply